Ha llegado el momento de enfrentarnos a los miedos que nos producen las nuevas tecnologías y por ello, vamos a señalar las principales ventajas de los coches eléctricos frente a los tradicionales de gasolina o diesel.

1.    Los vehículos eléctricos son más silenciosos. 

¿Harto de los coches ruidosos en los que tienes que subir la música para poder entender la letra de las canciones? Con los coches eléctricos podrás disfrutar del silencio mientras conduces. Y no sólo eso, además notarás que no hay ningún tipo de vibración por lo que sentirás una gran suavidad en la conducción de tu coche.

2.    Son respetuosos con el medioambiente: ¡Cero emisiones!

Que no te den gato por liebre, la movilidad eléctrica es totalmente respetuosa con el medio ambiente.  ¿Y por qué? Si no hay combustión de gasolina, no hay emisiones de gases tóxicos a la atmósfera, así pues, se trata de una forma de moverse totalmente limpia.

3.    Tienen la misma potencia que un motor convencional.

Los motores eléctricos ofrecen una potencia inmediata y continua. Y se puede apreciar a través de una aceleración suave y constante. De hecho, respuesta al acelerar es inmediata y durante la frenada, el coche se recarga por sí sólo.

4.    El mantenimiento es más sencillo.

El mantenimiento de los vehículos eléctricos es mínimo. Tienen un 90% de componentes menos que el motor de combustión. La fricción es menor, así como la temperatura y el desgaste. Incluso los frenos duran más. 

Si quieres seguir desmintiendo falsos mitos sobre la movilidad eléctrica, la semana que viene haremos una nueva entrega. ¡No te la pierdas!

Escribe un comentario